Y lo hace presentando su nuevo disco Wrecking ball donde carga contra la especulación financiera y contra los banqueros, pero con un discurso nada derrotista, sino todo lo contrario, lleno de vitalidad como es costumbre en él.

Probablemente no existe mejor momento para que el “Boss” visite nuestro país, con este mensaje en el aire, que ahora, con la reciente nacionalización de Bankia y con los problemas económicos que estamos padeciendo. Es por eso que las entradas quedaron agotadas a las pocas horas de salir a la venta, para los dos conciertos que tiene previsto dar en el Estadio Olimpic, hoy y mañana a partir de las 21h.

Pero esta cita no es la primera que ha realizado en nuestro país en esta gira de presentación del disco Wrecking ball, ya que dio comienzo a su gira europea el pasado sábado visitando la ciudad andaluza de Sevilla, donde ya dedicó alguno de los temas a los indignados del 15-M así como a todos los ciudadanos que desgraciadamente habían perdido sus trabajos.

Dejando un poco de lado el carácter reivindicativo de los conciertos que ha preparado el “Boss” para estos conciertos en nuestro país, la principal novedad que presenta en esta gira es la ampliación de su tradicional banda, a la que incluye una sección de viento de cinco músicos y tres coristas y percusionistas, además de la violinista Soozie Tyrell, ya habitual en las últimas giras.

Desde nuestra empresa de limpieza en Barcelona nos apetecería muchísimo acudir al concierto de Springsteen pero desgraciadamente llegamos tarde para comprar las entradas, así que si alguno de vosotros tenéis la suerte de poder acudir os pedimos que interioricéis el mensaje que quiere transmitir el “Boss”  y que disfrutéis al máximo del concierto por nosotros también.